Coaching Educativo y Personal

¿Qué es el Coaching?

La palabra coach, significa “entrenador”, es una persona que se ha formado para motivar, para enseñar técnicas que ayuden a alcanzar las metas que se quieren conseguir. Si nos fijamos en los entrenadores de fútbol, ayudan a jugadores para que aumenten sus habilidades.

Lo que me parece importante es que hay que diferenciar un coach de un psicólogo. Un ejemplo, un entrenador puede hacer brillar a una persona que sepa jugar a fútbol, puede desarrollar las habilidades que ya tiene. Pero ¿puede hacer algo por un futbolista que no juegue bien al fútbol?

Existen varios tipos: Personal, educativo, empresarial, etc. Desde Escuela Divergente te proporcionamos los mejores Coaches para el cambio que vas buscando. 

¿Qué es el Coaching Educativo?

Aunque sus orígenes lo encontramos en el deporte, el coaching se ha extendido a otros contextos. Por ejemplo: al mundo empresarial, a la familia y al contexto educativo entre otros.

El coaching es un proceso interactivo, que está basado en el diálogo entre dos personas (Coach y Coachee), que buscan acciones concretas para alcanzar los objetivos propuestos. Para ello, hacen uso de sus propios recursos y habilidades. Se trata de que el coachee mejore su desempeño, de manera que alcance su potencial. Este proceso lo podemos resumir en dos palabras “reflexión y acción”. Son muchos los autores que lo asocian con el aprendizaje potenciando  al máximo los mismos. A través de este proceso se instruye al alumno para conseguir nuevos hábitos, desarrollar un deseo de cambio, adquirir y aplicar nuevas habilidades y lo más importante crear conciencia.

El coaching se debe aplicar cuando:

-Cuando el alumno presente bajo rendimiento y exista una escasa retroalimentación en su progreso.

 -Cuando un alumno merece ser felicitado por la ejecución ejemplar de alguna destreza.

 -Cuando el alumno necesita mejorar alguna destreza. Podemos decir que el proceso de coaching ha tenido éxito cuando se ha producido un cambio positivo y se ha mejorado el desempeño de manera permanente. El coach (docente, familia, jefe…) es el que aplica el proceso de coaching y  el coachee es el que lo recibe (cliente, alumno, hijos…) El coach es un explorador, que tiene que generar una relación de confianza y un clima seguro, tiene que ser curioso pero a la vez respetuoso con el cliente. Su objetivo es que el/la alumno/a llegue al descubrimiento y pase a la acción, logrando un rendimiento óptimo. Algunas de las cualidades del coach, para que sea efectivo son las siguientes: positivo, entusiasta, confiable, directo, imparcial, observador, proporcionar apoyo, respetuoso, paciente, saber escuchar, tener buena memoria, ser seguro de sí mismo, ser perceptivo y claro.

El objetivo principal del Coaching Educativo, es desarrollar la autoconfianza del coachee  para que sea capaz de tomar decisiones y asumir responsabilidades, de manera que a partir de ello alcance  los objetivos o metas  propuestos al inicio del proceso. Para ello, el coach-docente tiene que apoyar, no ordenar el aprendizaje y desarrollar en el coachee-alumno sus propias herramientas, haciendo evidentes sus capacidades para que así pueda optimizar su desarrollo personal y profesional. Debido a la filosofía subyacente y las competencias implícitas que envuelven el proceso de Coaching Educativo, podemos remontarnos a finales del siglo XIX, con la aparición en el terreno educativo de un nuevo movimiento llamado “La Escuela Nueva”.

La base de dicho movimiento, la encontramos en el constructivismo. Pasamos a continuación a detallar la influencia del mismo y como sentó las bases para este nuevo modelo educacional, en el que el docente pasó a ser un mero instructor en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Esto, traducido a sus competencias como coach-docente, lo reconocemos en su nuevo perfil de asesor, como esa figura que proporciona apoyo y que por lo tanto no da consejos ni soluciones a sus alumnos/as. Ayuda en la construcción de su  rendimiento personal y en el descubrimiento de las capacidades de cada uno.

Los aspectos fundamentales de la Escuela Nueva pueden resumirse en:

1. Concepción de infancia y su repercusión en la Educación: buscan las verdaderas necesidades del niño con el fin de ajustar a estas todo el proceso educativo.

2. Concepción del profesor y su papel en la Educación: La figura del profesor y su papel en la Educación sufrió una importante transformación. De “instructor-expositor” deja paso al simple “estar presente”, En estado de disponibilidad permanente a fin de proporcionar seguridad a los alumnos. El papel se centra en dos misiones: motivar y orientar. Como motivador debe movilizar y facilitar la natural actividad del niño “haciéndole hacer”. Esta actividad no es algo exterior y meramente físico sino también interior, intelectual.

3. Una pedagogía renovadora: Las principales aportaciones metodológicas de los investigadores de la Escuela Nueva son: actividad, interés, individualización, socialización, globalización y colaboración familia.

Como vemos, los modelos educativos han ido evolucionando a lo largo de la historia. En el sistema educativo, hemos pasado del modelo tradicional al modelo actual a través de la Escuela Nueva. Los modelos educativos se caracterizan por ser teorías o enfoques pedagógicos que orientan a los profesores en la consecución  del proceso de enseñanza-aprendizaje con sus alumnos.

¡SOLICITA MÁS INFO DE NUESTRAS SESIONES DE COACHING Y NUESTROS COACHES EXPERTOS!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de PRIVACIDAD Y COOKIES, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies